Creación de señalética en impresora 3D - ANCOR SIGN
La señalética es más que orientación, es creatividad, ingenio y arte. Se puede señalizar sin señalética, y con las ideas más simples, generar los mejores resultados.
señalizar, señalizacion, señaletica, wayfinding, orientar, ancor sign, sant cugat
22786
single,single-post,postid-22786,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.7,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive
Creación de señalética en impresora 3D

Creación de señalética en impresora 3D

senaletica_3d_1

Creación de señalética en impresora 3D

Hace poco nos cruzamos con la noticia de una silla de ruedas hecha a medida en una impresora 3D; meses antes, una casa construida en Japón con una impresora en 3D encabezaba las publicaciones de Internet. Finalmente, el año pasado, el mayor avance fue la creación de un material hecho a base de células madre que permitiría la impresión de órganos humanos para trasplantes, la mayor novedad del sector médico desde la impresión de prótesis a precios accesibles. Está claro, la tecnología de impresión 3D llegó para quedarse, pero ¿y la señalética? Hemos visto ejemplos de grandes marcas utilizando la tecnología para la impresión de logos y pequeñas señales, pero ¿se ha hecho todo un programa de señalética utilizando una impresora 3D? Imaginad si así fuera…

Si bien la impresión 3D está en pleno apogeo, aún no se extiende a todos los sectores ni territorios pues es aún escasa y costosa de adquirir si se quiere aplicar a grandes dimensiones, por una cuestión de tamaño y materiales. Dicho esto, una vez hecha la inversión, sus posibilidades facilitan mucho los procesos de nuestro sector.

¿Qué beneficios nos trae la tecnología 3D para los programas de Wayfinding?

Mediante las impresoras 3D, tenemos acceso a una serie de posibilidades que los procesos de fabricación común no permiten, como la personalización absoluta. Y ojo, que cuando hablamos de personalización absoluta, no nos referimos a un diseño individualizado, sino una aplicación de la tecnología de formas atípicas: materiales poco comunes, formas transgresoras, e incluso la mezcla de formas y materiales para producir un diseño realmente único. En la actualidad, si bien existen muchas opciones en cuanto a señalética, la fabricación está limitada a la oferta tradicional y además es muy costosa y ha sido estandarizada dentro del sector.

Cuando hablamos de costes, tenemos que referirnos a los elevados precios de una impresora de estas características, pues estamos hablando de una cifra entre 40.000€ a 100.000€ o más (por lo que no está al alcance de todos los bolsillos y probablemente es la razón por la que en España aún no termina de entrar), no obstante, al crear desde el diseño y con una mínima necesidad de intervención humana, el margen de error es casi nulo, los volúmenes en relación al tiempo de fabricación son enormes, y los costes, finalmente, se abaratan considerablemente.

senaletica_3d_2

Sin embargo, la principal ventaja de la utilización de la impresora 3D es la creación de prototipos. Sus inicios, hace más de una década consistían básicamente en la creación de prototipos para ingenierías y arquitecturas. Si lo trasladamos a la señalética, un sistema de creación eficaz y rentable de prototipos, no solo abarata costes como hemos ya mencionado, sino que permite estudiar y probar varias propuestas previas a fabricación, además, permite crear de forma ágil los moldes para diferentes proyectos de la misma línea que pueden ser usados a futuro. Imaginad poder crear una serie de prototipos en unas cuantas horas, y poder crear varios de estos correspondientes a diferentes diseños, con un esfuerzo reducido. Y vamos más lejos todavía, si con el prototipo en mano podemos aplicar la misma tecnología para el desarrollo completo del proyecto, ¿qué nos detiene?

¿Cuál es el proceso de una señal 3D?

El proceso creativo es básicamente el mismo, se diseñan las señales con Adobe Illustrator y se exportan en formato .svg, un formato vectorial para hacer el paso diferencial del proceso. Una vez exportada la señal, se necesita recurrir a Blender, la herramienta diseñada para dar volumen que desarrolló 3D. Con esta herramienta, vamos paso por paso redondeando e inflando cada esquina de nuestra señal, dándole el volumen que queremos.

Una vez tenemos todas las señales en formato 3D, las exportamos como .stl, que es el formato necesario para dar uso al siguiente paso: el programa Cura. Este programa de lectura es el que está vinculado a la impresora directamente y que reconoce el volumen. Se envía a impresión y ya está. Cada señal tardará un tiempo determinado dependiendo de su tamaño, pero para una señal de tamaño medio, tardará unas 3 horas. Con todas las señales impresas, solo nos queda por encajar las piezas, si fuera necesario y montarlas de acuerdo al plano.

Sin duda, cada día que pasa tenemos una oportunidad nueva para innovar. ¿Qué ideas tenéis vosotros para aplicar la tecnología de la impresora 3D a vuestros negocios?

 

Sin comentarios

Publicar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR